La respuesta fue unánime: ¡se había encontrado la solución! Nuestro GVC-18000 y el Sistema de Limpieza de Cintas sin Cepillo habían reducido la mano de obra y aumentado la calidad

Production Supervisor

Hace unos años, una empresa de galletas de Virginia instaló un sistema de cintas transportadoras elevadas. El sistema actualizado fue estupendo para la producción automatizada, pero pronto se dieron cuenta de su fracaso: limpiarlas. La limpieza en seco de cada cinta requería muchísimo trabajo. El sistema que se había puesto en marcha para aumentar la producción pronto se convirtió en la razón de que las cosas se retrasaran. Por ello, iniciaron la búsqueda de un sistema de limpieza de cintas que favoreciera el proceso de automatización y no que se opusiera al mismo.

Ver para creer. La búsqueda de esta empresa los llevó ante nuestro director de la Oficina de Sanitización, Evan Reyes. Reyes visitó la empresa para realizar un recorrido inicial antes de organizar una demostración que cambiaría en pocos minutos la perspectiva de esta empresa de galletas de Virginia sobre la limpieza a vapor.

«El servicio y las respuestas de los representantes de Goodway siempre han sido rápidos y de gran ayuda». – Jefe de Producción

La respuesta fue unánime: ¡se había encontrado la solución! Nuestro GVC-18000 y el Sistema de Limpieza de Cintas sin Cepillo habían reducido la mano de obra y aumentado la calidad. La combinación de las máquinas le posibilitó a los trabajadores duplicar su productividad gracias a la portabilidad y facilidad de uso de las mismas. Los responsables de Control de Calidad y Seguridad tuvieron la tranquilidad de saber que la tecnología de vapor seco deja las cintas transportadoras secas y sin patógenos.

«Las máquinas son fáciles de manejar y, si se compran múltiples unidades, varias personas pueden saltar de una cinta transportadora a otra y completar mucho más trabajo en muy poco tiempo». – Jefe de Producción